AMISTAD DE VERDAD

Os voy a contar la historia de dos amigos, que comenzó hace 16 meses. Uno es mas mayor y otro es el pequeño.

Ambos son tranquilos, observan, buenas personas, amigos de sus amigos, saben querer, cada uno a su manera, y entre ellos existe una relación muy especial, de cariño, amor y sobre todo respeto y distancia, cosa que para mí es lo mas importante en una amistad, saber estar, pero sin agobiar.

Se diferencian en que uno anda y el otro no, pero da igual, ellos hacen por acercarse, sonreírse y estar juntos, compartir miradas de complices, uno sonríe y el otro también, a su manera.

Ninguno habla, pero emiten sonidos y ruidos entre ellos, que les hace especial, se comunican en su idioma, eso que hacíamos todos de pequeños con nuestras verdaderas amigas( yo con Eli y Maria).

Uno es protector, le avisa de los peligros, mientras el otro le hace caso o no.

El protector observa SIEMPRE para que su amigo, que no se puede defender o eso cree no se haga daño, mientras que el otro le mira con mirada cómplice de tranquilo, está todo controlado.

A veces el mas pequeño se cae o se hace daño y el protector mira como diciendo” te lo dije”…

Como en todas las amistades también se discute, ellos también lo hacen. Sobre todo cuando el más pequeño aburre al mayor, éste acaba largándose para descansar de su amigo.

Por las mañanas el mas pequeño va al cole y el mas mayor su único objetivo es acompañarlo y ver que se queda en buenas manos, y a la salida siempre va a buscarlo, con ansia y ganas de verlo.

Hace un tiempo vivimos un terremoto.

7:30 de la madrugada… el mas mayor… se despierta asustado, con miedo, aullando como un verdadero lobo, pero mas que por los temblores su gran temor era: ¿ Cómo puedo salvar a mi amigo? El es pequeño, no sabe andar, por lo tanto no va a poder salir de aquí.

Desesperado fue a su habitación, como loco intentando abrir su puerta,…. Por fin, me di cuenta que estábamos viviendo un terremoto… el se había dado cuenta antes de que esto ocurriera.

Entre en la habitación del pequeño, el seguía durmiendo tan tranquilo, es mas, se le cayó una cosa en la cabeza y ni se inmutó.

Mientras el grande solo me pedía que lo sacará de allí,se quería meter en la cuna,  teníamos que irnos si o si.

Una vez despierto el pequeño, lo miró y en el idioma de ambos, lo tranquilizó, no se si porque se sentía seguro que estaba su mejor amigo a su lado o porque verdaderamente no sentía peligro.

Desayunó tan tranquilo mientras el grande, pegado a mi pierna lo observaba desde abajo.

Se aman, se quieren,son amigos de verdad.

Ellos son Toñin y Claudio,mi perro y mi hijo.

Es la relación mas bonita y de amistad de verdad que hasta día de hoy he vivido.desde el día que me quedé embarazada se que ya eran amigos……

Por eso no es mas importante el amigo que tienes de mas o menos tiempo, sino el que viene y nunca se va, pase lo que pase. Feliz fin de semana.

TOñin y claudio 1

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *